• Los desechos, una oportunidad para crear biogás

• En el 22 de marzo, Día Mundial del Agua, vemos cómo desechos pueden transformarse en una fuente vital de energía limpia

En un mundo donde la sostenibilidad y la economía circular se vuelven imperativos, las soluciones innovadoras que transforman los residuos en recursos valiosos están ganando un papel protagonista. Uno de esos proyectos pioneros es el LIFE ECOdigestion 2.0, financiado por el programa europeo LIFE, que promete revolucionar la manera en que tratamos las aguas residuales y gestionamos el biogás.

En la era de la economía lineal, los desechos se consideraban un problema, pero en la economía circular se ven como oportunidades no aprovechadas. Este es precisamente el enfoque de LIFE ECOdigestion 2.0: convertir la suciedad en energía limpia y recursos valiosos. El proyecto aborda dos aspectos fundamentales: la depuración de aguas residuales y la gestión del biogás resultante del proceso de digestión anaeróbica.

La depuración de aguas residuales es un desafío crucial para preservar la calidad del agua y proteger el medio ambiente. Tradicionalmente, este proceso conlleva altos costos energéticos y ambientales. Sin embargo, con LIFE ECOdigestion 2.0, se implementa una tecnología innovadora que aprovecha los residuos orgánicos para producir biogás, una fuente de energía renovable.

La clave de este proceso radica en la digestión anaeróbica, donde los microorganismos descomponen la materia orgánica en ausencia de oxígeno, generando biogás como subproducto. Este biogás, compuesto principalmente por metano, se puede utilizar como combustible para generar electricidad y calor, reduciendo así la dependencia de los combustibles fósiles y mitigando las emisiones de gases de efecto invernadero, y por tanto disminuyendo la huella de carbono.

Además de la producción de energía, el proceso de digestión anaeróbica también produce un subproducto valioso: el digestato. Este residuo orgánico se puede utilizar como fertilizante en la agricultura, cerrando aún más el ciclo de nutrientes y promoviendo la sostenibilidad en toda la cadena alimentaria.

LIFE ECOdigestion 2.0 no solo demuestra la viabilidad técnica y económica de esta tecnología innovadora, sino que también establece un modelo replicable para abordar los desafíos de la gestión de aguas residuales y la producción de energía limpia a nivel europeo y más allá. A través de la financiación y el apoyo del programa europeo LIFE, este proyecto ejemplifica el compromiso de la Unión Europea con la promoción de la sostenibilidad y la economía circular.

Mirando hacia el futuro, el objetivo es escalar los resultados de LIFE ECOdigestion 2.0, implementando esta tecnología en más plantas de tratamiento de aguas residuales en toda Europa y explorando nuevas oportunidades de aplicación en otros sectores industriales. Con cada paso adelante, estamos un paso más cerca de convertir la suciedad en un recurso valioso y construir un futuro más sostenible para las generaciones venideras.

En el contexto del Día Mundial del Agua, este proyecto suma a aportar soluciones demostrando cómo los recursos aparentemente contaminados pueden transformarse en una fuente vital de energía limpia y nutrientes beneficiosos para nuestro medio ambiente y nuestra sociedad. En un momento en que la gestión sostenible del agua se vuelve cada vez más urgente, iniciativas como LIFE ECOdigestion 2.0 son un recordatorio poderoso de que la innovación y la colaboración pueden conducirnos hacia un futuro donde el agua sea un recurso abundante y accesible para todos.

Sobre LIFE ECOdigestion 2.0

LIFE ECOdigestion 2.0 es un proyecto piloto de demostración, financiado por el programa LIFE con un presupuesto de más de 970.000 EUR, que genera biogás en los digestores de las plantas de tratamiento de aguas residuales mediante la mezcla de residuos orgánicos putrescibles (purines, avícolas, fracciones orgánicas, RSU, horeca, etc.), transformando así los lodos de depuradora en energía verde a través de tecnología. La iniciativa liderada por Global Omnium (España), en colaboración con la Fundación Finnova (Bélgica) y Águas do Centro Litoral (Portugal), tiene como objetivo convertirse en la herramienta de control de digestión más versátil del mercado, logrando beneficios ambientales y económicos mediante la producción de biogás mediante el óptimo aprovechamiento de los residuos. Gracias a esta tecnología, se favorece la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y el aprovechamiento de los lodos de depuradora generados en los procesos de tratamiento de aguas residuales, logrando así un impacto positivo en el medio ambiente. Este programa es fácilmente escalable con otros fondos como el FEDER, NextGenerationEU o RePowerEU