Bruselas, 6 de octubre 2023. En el Día Internacional de la Geodiversidad, desde LIFE ECOdigestion 2.0 nos unimos a esta conmemoración global para promover los diversos aspectos que representa la geodiversidad en beneficio del medio ambiente y la vida. Esta fecha brinda una oportunidad para fomentar la comprensión y la conciencia de su valioso legado, así como para resaltar la estrecha relación existente entre la geodiversidad y la biodiversidad, y la importancia del uso sostenible de los recursos naturales para proteger ambas.


La geodiversidad en Europa


La geodiversidad comprende la amplia diversidad de rocas, minerales, fósiles, formaciones de terreno y tipos de suelos, además de los procesos naturales responsables de su formación y alteración.

La Unión Europea cuenta con una red coordinada de áreas protegidas conocida como Natura 2000, que comprende alrededor de 27,000 espacios terrestres y marinos protegidos bajo la Directiva de Hábitats y la Directiva de Aves (conocidas como «las Directivas de la Naturaleza»). Además, los Estados miembros de la UE han protegido grandes porciones de su territorio mediante programas nacionales y regionales de protección.

En 2021, aproximadamente 1.1 millones de kilómetros cuadrados del área terrestre de los Estados miembros de la UE fueron designados para la preservación de la biodiversidad como áreas Natura 2000 o zonas protegidas a nivel nacional. Esto representa más de una cuarta parte (26%) del área total de tierra de la UE, según datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) y Eurostat en el marco del Pacto Verde Europeo (accede a la fuente aquí). Este esfuerzo conjunto por conservar la geodiversidad pone en manifiesto su alto valor a nivel mundial.

La contribución de LIFE ECOdigestion 2.0 a la protección de la geodiversidad


LIFE ECOdigestion 2.0 se centra en la producción de biogás, una forma de energía renovable generada mediante la digestión anaeróbica de residuos orgánicos que ofrece notables ventajas medioambientales. Esta técnica, que se lleva a cabo en los digestores de las depuradoras de agua, contribuye a la protección de la geodiversidad de diversas maneras.

Por un lado, reduciendo la contaminación del agua al optimizar el tratamiento de aguas residuales, logrando eliminar una parte significativa de los contaminantes presentes en el agua, como la materia orgánica, los nutrientes y los patógenos. De esta forma, se protegen los ríos, lagos y mares, así como la biodiversidad acuática y terrestre que depende de estos ecosistemas acuáticos

De igual forma, nutriendo los suelos, ya que los lodos resultantes del proceso se pueden utilizar como fertilizantes orgánicos en la agricultura. Esto reduce la necesidad de fertilizantes químicos, que a menudo contienen sustancias nocivas para el suelo y los ecosistemas circundantes. El uso de estos biofertilizantes mejora la calidad del suelo y reduce la erosión, lo que beneficia a la geodiversidad y la salud de los ecosistemas terrestres

Además, LIFE ECOdigestion 2.0 contribuye a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero al aprovechar el biogás como fuente de energía renovable. Esto permite evitar la liberación de metano a la atmósfera, un gas de efecto invernadero mucho más potente que el dióxido de carbono. Esto ayuda a mitigar el cambio climático y a proteger los ecosistemas terrestres y acuáticos, contribuyendo a la preservación la diversidad de los entornos naturales.


Únete a nosotros para descubrir cómo transferir esta tecnología a tu negocio o proyecto para contribuir a la transición ecológica.

Sobre LIFE ECODIGESTION 2.0

LIFE ECOdigestion 2.0 es un proyecto piloto de demostración, financiado por el programa LIFE con un presupuesto de más de 970.000 EUR, que genera biogás en los digestores de las plantas de tratamiento de aguas residuales mediante la mezcla de residuos orgánicos putrescibles (purines, avícolas, fracciones orgánicas, RSU, horeca, etc.), transformando así los lodos de depuradora en energía verde a través de tecnología. La iniciativa liderada por Global Omnium (España), en colaboración con la Fundación Finnova (Bélgica) y Águas do Centro Litoral (Portugal), tiene como objetivo convertirse en la herramienta de control de digestión más versátil del mercado, logrando beneficios ambientales y económicos mediante la producción de biogás mediante el óptimo aprovechamiento de los residuos. Gracias a esta tecnología, se favorece la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y el aprovechamiento de los lodos de depuradora generados en los procesos de tratamiento de aguas residuales, logrando así un impacto positivo en el medio ambiente. Este programa es fácilmente escalable con otros fondos como el FEDER, NextGenerationEU o RepowerEU.